¿Cómo lucho contra la Ansiedad?

Sentirse preocupado o nervioso es parte normal de la vida cotidiana. Todos nos irritamos o nos sentimos ansiosos cada tanto. La ansiedad de leve a moderada puede ayudarle a concentrar su atención, su energía y su motivación. Si la ansiedad es grave, es posible que tenga sentimientos de impotencia, confusión y preocupación extrema que son desproporcionados con respecto a la gravedad real o a la probabilidad de que se produzca el suceso temido. La ansiedad abrumadora que interfiere en la vida diaria no es normal. Este tipo de ansiedad podría ser un síntoma de un trastorno de ansiedad o podría ser un síntoma de otro problema, como la depresión.

¿Cómo saber si tengo Ansiedad?

La ansiedad puede causar síntomas físicos y emocionales. Una situación o un miedo específicos pueden causar algunos o todos estos síntomas durante un período corto. Cuando la situación pasa, por lo general, los síntomas desaparecen.

Los síntomas físicos de la ansiedad incluyen:

  • Temblores, tics o sacudidas.
  • Sensación de llenura en la garganta o en el pecho.
  • Falta de aire o latidos cardíacos rápidos.
  • Aturdimiento o mareos.
  • Sudoración o manos frías y pegajosas.
  • Sentirse nervioso.
  • Tensión, dolores o sensibilidad muscular (mialgias).
  • Cansancio extremo.
  • Problemas del sueño, como incapacidad de conciliar o mantener el sueño, levantarse temprano o no sentirse descansado al despertarse.

No existe un único tipo de ansiedad. La ansiedad es el nombre genérico que le damos a un espectro de problemas relacionados entre sí:

  • Fobias
  • Ansiedad Generalizada
  • Ataques de pánico.

La ansiedad afecta la parte del cerebro que ayuda a controlar la manera en que usted se comunica. Esto le hace más difícil expresarse de manera creativa o interactuar eficazmente en las relaciones

¿Qué hacer en contra de la Ansiedad?

El tratamiento en el hogar, combinado con el tratamiento profesional, puede ayudar a aliviar la ansiedad.

  • Reconozca y acepte su ansiedad acerca de miedos o situaciones específicas y luego elabore un plan para manejarla. Por ejemplo, si se preocupa constantemente acerca de las finanzas, establezca un presupuesto o un plan de ahorro.
  • No ocupe su mente con problemas del pasado. Cambie lo que esté a su alcance para ayudar a sentirse más cómodo con las preocupaciones del presente, pero deje atrás los problemas del pasado o las cosas que no puede cambiar.
  • Trate a su cuerpo con gentileza:
    • Alivie la tensión con ejercicio o masajes.
    • Si está bajo un ataque de pánico, concéntrese en hacer una lista que pueda manejar: Cuántos colores puede ver, qué sonidos escucha, cuántos árboles peude contar, etc.
    • Pruebe técnicas para aliviar el estrés que se centran en relajar la mente y el cuerpo. Para obtener más información, vea el tema Manejo del estrés.
    • Descanse lo suficiente. 
    • Practique el pensamiento saludable y detenga los pensamientos negativos.
    • Evite el alcohol, la cafeína, el chocolate y la nicotina. Pueden aumentar su nivel de ansiedad. Algunas drogas ilegales, como cocaína, crack y speed (anfetaminas), también pueden causar ansiedad.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Conoce más