Eso que sientes ¿No será soledad?

Todos a lo largo de la vida vamos a experimentar en algún punto algún sentimiento de soledad, desesperanza y la necesidad de permanecer aislados. El estrés, problemas y diversas situaciones conflictivas pueden crearnos la sensación de estar aislados, abandonados.

Por suerte, este tipo de sentimientos generalmente duran algunos pocos días y desaparecen con el pasar de las semanas. Sin embargo, cuando el sentimiento de soledad y aislamiento empeoran y continúan a largo plazo, pueden presentarse síntomas y signos más serios a los que deberías presatar atención.
Ya sea que te

El aislamiento social ocurre cuando una persona se aleja total o parcialmente, y de forma continuada, de entornos sociales, muchas veces de forma involuntaria. Esto da lugar a sentimientos de soledad.

EL AISLAMIENTO SOCIAL Y LAS NUEVAS TECNOLOGIAS

Un creciente fenómeno, derivado del abuso del móvil y nuevas tecnologías, es el aislamiento del contacto social directo. Con frecuencia observamos jóvenes que prefieren los contactos virtuales a los personales, aspecto con un desarrollo cada vez más creciente. Igualmente, la soledad e incapacidad de hacer amigos fomentan el uso de estas tecnologías en donde la dificultad de relacionarse prácticamente desaparece, pero cuyo peligro es evidente en la medida en que facilita la posibilidad del ciberacoso, especialmente entre adolescentes.

Este aislamiento suele estar más arraigado entre personas introvertidas, tímidas, con una gran ansiedad social, sentimientos de soledad e inseguridad personal. Sin embargo, también lo encontramos en jóvenes o personas decepcionadas ante la vida, que viven en entornos conflictivos, familiares o escolares, y que deciden aislarse a un mundo más gratificante para ellos, sin el riesgo o los problemas de la relación personal directa.

¿Cuáles son los principales signos y síntomas de la soledad?

Los síntomas y los signos de la soledad crónica pueden variar según la persona y la situación. Si constantemente sientes algunos de estos síntomas o todos ellos, podrías estar experimentando soledad crónica:

  • Incapacidad de conectarte con otros en un nivel más profundo e íntimo. Quizás tienes amigos y familiares, pero el grado de compromiso con ellos es superficial. Tu interacción no se siente conectada de una manera que te brinde satisfacción y esta desconexión parece no terminar nunca.
  • No tienes amigos cercanos o «mejores» amigos. Tienes amigos pero son eventuales o apenas conocidos y sientes que nadie «te entiende» realmente.
  • Un enorme sentimiento de aislamiento estés donde estés y con quién estés. Estás en una fiesta con muchas personas, pero te sientes aislado, separado y desconectado. En el trabajo, puedes sentirte distanciado y solo. Lo mismo en el autobús o en la calle. Es como si estuvieras en tu propia burbuja inquebrantable.
  • Sentimientos negativos de duda y de autoestima. ¿Sientes que no eres lo suficientemente bueno? Estos sentimientos, a largo plazo, son posibles síntomas de la soledad crónica.
  • Cuando intentas conectarte o comunicarte, no es correspondido, y no eres visto o escuchado.
  • Cansancio y fatiga cuando tratas de socializar. Si tienes soledad crónica, tratar de salir y socializar con otros puede provocarte cansancio. Estos sentimientos continuos de agotamiento pueden conducirte a otros problemas, como insomnio, debilidad del sistema inmunológico, una dieta deficiente, entre otros.

¿La soledad crónica puede llevar a problemas de salud?

Los sentimientos de soledad prolongados pueden afectar tu salud de diversas formas. Por ejemplo, la soledad crónica puede aumentar los niveles de cortisol en el cuerpo. El cortisol es una hormona que crea el cuerpo cuando está bajo estrés. Con el tiempo, los altos niveles de cortisol pueden producir inflamación, aumento de peso, resistencia a la insulina, problemas de concentración, entre otros.2

Si no se controlan, estos síntomas de soledad pueden aumentar tu riesgo para problemas médicos y emocionales más graves:3

  • Depresión
  • Trastornos del sueño
  • Diabetes tipo 2
  • Enfermedad cardíaca
  • Presión arterial alta
  • Problemas de salud mental y emocional
  • Uso de sustancias

Incluso, existe la posibilidad de que la soledad crónica y los riesgos de salud que la acompañan, podrían reducir la expectativa de vida.4

Si crees que estás sufriendo de soledad prolongada, consulta con tu médico o terapeuta.

¿Cómo afecta la soledad crónica a tu cerebro?

Las investigaciones demuestran que la soledad crónica puede tener un impacto significativo en tu salud, incluso en tu cerebro. Algunos estudios incluso sugieren que puede existir un vínculo entre la soledad y un mayor riesgo de desarrollar demencia y Alzheimer.5

Los sentimientos prolongados de soledad y de aislamiento social pueden, además, reducir las destrezas cognitivas6, como la concentración, toma de decisiones, solución de problemas e incluso la capacidad de cambiar los pensamientos negativos. Y esto puede llevar a la depresión.7

¿Quién es más propenso a sufrir soledad crónica?

La soledad crónica o prolongada puede afectar a todas las personas. Es fácil asumir que alguien que es tímido o introvertido por naturaleza podría tener mayor riesgo, pero alguien sociable con personalidad tipo A también puede sufrir de soledad crónica, aunque parezca ser el alma de la fiesta. Este tipo de soledad no es exclusivo de ningún tipo de personalidad.

Para algunas personas, la soledad crónica puede convertirse en un efecto secundario de un problema de salud o emocional, incluso aquellos relacionados con lo siguiente:

  • Uso de sustancias
  • Depresión y trastorno bipolar
  • Enfermedad o condición grave
  • Formas leves de autismo, como Síndrome de Asperger
  • Demencia y Alzheimer
  • Temas relacionados con la orientación sexual

Todos estos temas pueden llevar a sentimientos prolongados de soledad y aislamiento. Asegúrate de que tu médico, terapeuta u otro proveedor de salud sepa cómo te sientes emocionalmente.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Conoce más