Cuando la tristeza sigue al parto

¿Qué es la depresión posparto?

La depresión posparto es una situación que puede ocurrir en los primeros meses después del parto. También puede ocurrir después de un aborto espontáneo o de la muerte fetal.

La depresión posparto puede hacerla sentir muy triste, desesperanzada y sin valor. Es posible que tenga problemas para cuidar a su bebé y para establecer lazos afectivos con él.

La depresión posparto no es la «tristeza posparto», la cual suele desaparecer en unas semanas. Los síntomas de la depresión posparto pueden durar meses.

Es muy importante obtener tratamiento para la depresión. Cuanto antes sea tratada, más rápido se sentirá mejor y disfrutará de su bebé.

Usted tiene mayores probabilidades de tener depresión posparto si:

  • Ha tenido depresión o depresión posparto antes.
  • Tiene poco apoyo de su pareja, de sus amigos o de su familia.
  • Tiene un bebé enfermo o con cólicos.
  • Tiene mucho estrés en otras áreas de su vida.

¿Cuáles son los síntomas?

Es posible que una mujer con depresión posparto:

  • Se sienta muy triste, sin esperanza y vacía. Algunas mujeres también podrían sentir ansiedad.
  • Pierda el placer de las actividades cotidianas.
  • No sienta hambre y pierda peso. (Sin embargo, algunas mujeres sienten más hambre y aumentan de peso).
  • Tenga problemas para dormir.
  • No pueda concentrarse.

Estos síntomas pueden aparecer durante el primer o el segundo día después del nacimiento. O pueden seguir a los síntomas de la tristeza posparto después de unas semanas.

¿Cómo se trata?

La depresión posparto se trata con asesoría psicológica y con medicamentos antidepresivos. Es posible que las mujeres con depresión leve mejoren con asesoría psicológica solamente. Pero muchas mujeres necesitan los dos tratamientos. Las mamás pueden seguir amamantando a sus bebés mientras toman ciertos antidepresivos.

Para ayudarse a sí misma a sentirse mejor, asegúrese de comer bien, de hacer un poco de ejercicio cada día y de dormir tanto como le sea posible. Si puede, busque el apoyo de su familia y de sus amigos.

Intente no sentirse mal consigo misma por tener esta enfermedad. No significa que sea una mala madre. Muchas mujeres tienen depresión posparto. Podría llevar tiempo, pero usted puede mejorar con tratamiento.

La depresión posparto es una afección médica. No es una señal de debilidad. Sea honesta consigo misma y con aquellos que se preocupan por usted. Cuénteles sobre su lucha. Usted, su médico, sus amigos y su familia pueden unirse para tratar sus síntomas.

Hay muchas cosas que puede hacer por sí misma en el hogar para sobrellevar la depresión posparto y aquí le ennumeramos algunas:

  • Programe salidas y visitas con amigos y familiares. Pídales que la llamen a menudo. El aislamiento puede empeorar la depresión, especialmente cuando se combina con el estrés de cuidar a un recién nacido.
  • Obtenga luz solar lo más que pueda. Mantenga abiertas las persianas y las cortinas. Y salga al aire libre lo más que pueda.
  • Siga una dieta equilibrada. Evite el alcohol y la cafeína. Si no tiene hambre, coma pequeñas porciones a lo largo del día. Los batidos de suplementos nutricionales también son útiles para mantener alta su energía.
  • Haga algo de ejercicio todos los días, como caminatas al aire libre con su bebé en el cochecito. Hacer ejercicio ayuda a mejorar el estado de ánimo.
  • Pida ayuda para preparar la comida y para otras actividades cotidianas. Con frecuencia, la familia y los amigos están felices de ayudar a una madre con un recién nacido.
  • No se sobreexija. Y trate de descansar y de dormir lo más que pueda. La fatiga puede aumentar la depresión.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Conoce más