DIMENSIÓN 02: Ama a tu prójimo

El amor es un sentimiento abstracto y universal que experimentamos todas las personas de diversas maneras. El amor puede ser interpretado de diferentes maneras según el contexto y la relación sentimental a la que se haga referencia.

Desde la antigüedad, el hombre ha intentado buscar distintas maneras de entender y explicar qué es el amor y cómo lo vive el ser humano. En consecuencia, surgieron un gran número de relatos como las comedias, tragedias, épicas y líricas, repletos de pasión, atracción, obsesión, ternura, complicidad, interés y sensualidad, a fin de encontrar algún modo de entender el verdadero significado del amor.

De momento, aquí hablaremos de amar al prójimo, la cual es es la mejor forma de llevar y crear relaciones positivas por medio de la calidez, confianza y empatía, lo que logrará desarrollar firmes sentimientos de afecto y amistad, convirtiendo a cualquier persona en alguien capaz de dar y recibir amor. Es por ello que en Quiero ¡Vivir Sano! Remarcamos tanto la importancia de crear puentes para mantener sanas nuestras relaciones interpersonales.

Y para ello, nuestra guía más segura es la Palabra de Dios, la cual tiene una hermosa joya entre sus páginas:

Por supuesto, lo mejor que pueden hacer es obedecer la ley suprema tal como aparece en las Escrituras:
«Ama a tu prójimo como a ti mismo»

Apóstol Santiago

Descubre cómo lograrlo

Y ¿Cómo podemos aprender a amar al prójimo? ¿Cómo le hacemos para obedecer la ley suprema? ¿Cómo podemos guardar el mandamiento?
Aquí te presentamos 3 pasos para conseguirlo ya mismo.

  • Demuestra empatía

Aprende a ser respetuoso con los demás y evita prejuzgar con presteza. No es suficiente con saber lo que el otro siente, sino que tenemos que demostrárselo. Definimos la empatía como el sentimiento de participación afectiva de una persona en la realidad que afecta a otra.
La empatía consiste por lo tanto, en aprender a ponerse en el lugar del otro, conectar con sus sentimientos y con la forma en que vive las situaciones, entendiendo sus deseos y sus miedos.

  • Sé amigable

Para ser más amigable, no es necesario que le sonrías abiertamente a cada persona que mires. No obstante, tienes que tratar de sonreír al menos un 30 % más por día, ya sea sonriéndole a las personas que conoces, extraños o conocidos que se crucen en tu camino, así parecerás una persona mucho más accesible y amigable.  Un estudio de la Universidad de Michigan señala que las personas que conversaban con amigos durante 10 minutos tienen mejor memoria y realizan más rápido los ejercicios de lógica. El cómo hacer amigos requiere de un verdadero interés por tenerlos y conservarlos, y aunque se sugiere que por lo menos tengamos a tres personas con las que realmente se pueda contar en cualquier circunstancia, siempre es mejor optar por hacer más grande esa red.

“Las buenas acciones son una doble bendición, pues aprovechan al que las hace y al que recibe sus beneficios. La conciencia de haber hecho el bien es una de las mejores medicinas para las mentes y cuerpos enfermos. Cuando el espíritu goza de libertad y dicha por haber proporcionado felicidad a otros, la influencia alegre y reconstituyente que de ello resulta infunde vida nueva al ser entero”

Ellen G White
  • Da Amor

El amor no es algo que exista en el interior de una persona, de manera aislada y sin que quede externalizado. Debe ser demostrado a través de acciones realizadas teniendo en mente a la persona a la que se ama. Y, en nuestro modelo para un completo Bienestar Mental, queremos compartir contigo 5 claves para demostrar amor a tu prójimo.

El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no hace alarde, no se envanece, no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no tiene en cuenta el mal recibido, no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad.

Apóstol Pablo

5 pasos para amar más a tu prójimo

1. Ora por tu prójimo

La oración es una de las herramientas que Dios nos regaló para comunicarnos con Él. Sin embargo, cuando ofrecemos una oración de amor e intercesora por los demás demostramos nuestra empatía, incluso por aquellos que no conocemos.

En la Biblia, Jesús explicó la importancia del amor a Dios y al prójimo. Cuando un escriba, un asiduo estudiante de la Biblia preguntó al Salvador cuál era el centro de la Palabra de Dios y Jesús respondió: El amor a Dios se mide con el amor que le tenemos a nuestro prójimo, entre más amas a tu prójimo, más amas a Dios.

Para demostrar el amor es necesario la oración ya que nos ayuda a desarrollar empatía y solidaridad social por quienes más lo necesitan. Por esta razón, como cristianos, estamos llamados a orar por los demás, como lo hizo Jesús. 

2. Dar voz a los que no tienen voz

Algunos ejemplos del amor al prójimo y la compasión por los demás es alzando nuestras voces en causas sociales que defienden el bienestar y crean cambios positivos en las comunidades más pobres.

Como hijas e hijos de Dios, estamos llamados a responder a los más desfavorecidos y a defender la dignidad de cada ser humano para así crear una sociedad justa. Al actuar en favor de los más vulnerables, de los niños, los deplazados y los pobres, podemos liderar el camino hacia un mundo en el que todos los hijos de Dios tengan un futuro prometedor.

Levanta la voz por los que no tienen voz;
¡Defiende a los indefensos! Levanta la voz, y hazles justicia; ¡Defiende a los pobres y a los humildes!

Rey Salomón

3. Respeto para todos

Promover la diversidad y el respeto hacia los demás, enriquece nuestra humanidad y desarrolla una mejor comunidad. Cuando amamos la diversidad de culturas, razas, idiomas y religiones, podemos comprender las causas sociales que se conectan con las necesidades de nuestros hermanos y hermanas en el mundo. POr tal motivo, desde Quiero ¡Vivir Sano! queremos motivarlos a seguir el ejemplo de Jesucristo de asistir a personas que sufren , basándose en sus necesidades, sin importar raza, religión o nacionalidad. Te invitamos a visitar nuevas comunidades, a aprender un segundo idioma, y a conocer personas de otras culturas y religiones, todo desde una óptica respetuosa, llena de amor.

4. Abre tu oído

Parece bastante simple, ¿verdad? Escuchar atentamente los unos a los otros nos hace sentir amados y apreciados. En una era donde la capacidad de prestar atención a los demás se ha convertido en un reto, puesto que todos buscamos ser escuchados, es importante ser conscientes que escuchar abiertamente nos ayuda a aprender y a conocer las necesidades de nuestro prójimo. Esto es necesario porque cuando conocemos las verdaderas necesidades de nuestro prójimo, logramos desarrollar compasión por los demás e impulsar causas  sociales que hacen el bien a las comunidades alrededor del mundo y dentro de nuestra propia comunidad.

5. Sé las manos de Dios

Contribuir en tu comunidad local no solamente ayuda a personas que lo necesitan, si no que construye a un mundo más justo en el que las personas pueden empoderarse y salir adelante. Para nadie es un secreto que muchas familias y poblaciones de nuestro planeta necesitan nuestro granito de arena para poder mejorar sus condiciones de vida. ¡Por eso seamos la esperanza para los más necesitados!

Para Reflexionar

  • ¿Cómo están mis relaciones interpersonales?
    Todas las personas necesitamos crecer en un entorno socialmente estimulante pues el crecimiento personal, en todos los ámbitos, necesita de la posibilidad de compartir, de ser y estar con los demás (familia, amigos, compañeros de clase, colegas de trabajo, etc.) 
    Hacer nuevos amigos y mantener nuestras amistades a largo plazo, expresar a otros nuestras necesidades, compartir nuestras experiencias y empatizar con las vivencias de los demás es necesario para un Bienestar Mental completo.
  • ¿Sería yo una persona más feliz si amo más a las personas que me rodean?
    Una mirada sincera, unos minutos de silencio o simplemente cogernos de la mano. Pequeños detalles en forma de actos que hacen poco ruido, pero que se hacen sentir tanto que, a veces, hasta son capaces de recomponernos.
  • ¿Cómo demuestro mi amor a quienes me rodean?
    El afecto no solo se demuestra con palabras. Parece una frase cliché, pero el hecho de compartir con nuestra familia y amigos y demostrar afecto mediante diversas actividades es de suma importancia para fortalecer nuestros puentes y lograr una convivencia sana y una relación duradera y estable. 
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Conoce más